Para la humanidad, con cariño

Quien piense que el ingreso de Lord en Gameloft es el único acto de justicia que habremos visto estos dias, hacia él y hacia el mundo del gaming, mejor vea lo que sigue.
El ajusticiamiento, sin derramamiento de sangre pero de anhelada y a la vez sorpresiva espera, es el que curiosamente une al mundo de los juegos clásicos con la cultura. La asociación suena razonable y si parece forzada, es porque tenemos preconcebida una idea muy estereotipada de cultura, como libros, arte pictórico, ballet, y demás clichés. En realidad, los juegos han aunado en torno suyo a millones de personas con el ánimo de entretenerse. Han convocado y entretenido al homoludicus, eso costado juguetón que los homo-sapiens-sapiens conservamos, aunque disminuído, aún después de la infancia (contrariamente a nuestra tendencia innata, aquí no bromeo: hay gente que lo toma en serio y lo estudia). Los juegos, estas piezas de arte con todas las letras, no admiten una mera contemplación, sentarse y mirar; consisten, en esencia, en la interacción otorgada por la programación -serie de reglas u algoritmos-, sin quedar olvidado el desarrollo del marco audiovisual que los hace dignos merecedores de elogios semejantes a los que reciben películas, bandas musicales, artistas plásticos, escritores...
Nos enteramos gracias a La Res Pública que una serie de juegos han sido rescatados por la librería de congreso de EEUU, lo que los coloca próximos a ser un patrimonio de la humanidad a preservar para generaciones futuras. Para el comité que los inmortalizó, la lista de los 10 juegos más importantes de la historia sería la siguiente:
Spacewar! (1962)
Star Raiders (1979)
Zork (1980)
Tetris (1985)
SimCity (1989)
Super Mario Bros. 3 (1990)
Civilization I/II (1991)
Doom (1993)
Warcraft series (beginning 1994)
Sensible World of Soccer (1994).
No sería mi lista (la burocracia es así), pero jamás me negaría a que esos juegos se les dé el reconocimiento que merecen. En lo personal estoy muy de acuerdo con la inclusión de juegos paradigmáticos como el Tetris, Sim City, Civilization, Doom y Warcraft. Ningún panteón les queda grande. El Sensible world habrá sido el recuerdo con que alguno del comité se encariñó, porque de lo contrario no se explicaría la inclusión de un juego que al momento de salir ya era superado técnica y estilísticamente por tantos otros de su género.
Alejandro hace notar que no incluyeron aventuras gráficas. El género más popular de la última década del milenio podría haber tenido un representante. ¿Pero cuál? Nunca nos pondríamos de acuerdo. La creatividad y profesionalidad de compañías como Sierra y Lucasarts no se pueden resumir en un sólo título, ni si quiera una sóla saga. Y eso que hay muchas, pero de seguro no sería el Freddy Pharkas ni el The Dig.
En los fps el Doom fue el juego verdaderamente revolucionario, el primero en lograr un alto grado de inmersión tras dar vida a los desniveles que carecía el Wolfestein. Diría que Rise of the triad, Heretic, Hexxen, Duke nukem y finalmente Quake y el derivado de su motor, el Half life, fueron otros hitos, pero Doom I (y el mejorado Doom II con escopeta de doblecaño) popularizaron el género y le dieron el pie tecnológico que harían a los fps dominar la escena con el tiempo.

Comentarios

Alejandro ha dicho que…
Ya lo dije en mi blog, pero lo repito acá:

Aventura gráfica: Maniac Mansion. Me resultó frustrante, pero inauguró el sistema Scumm, dejando obsoleto al parser de texto que Sierra seguiría usando por varios años. Me imagino que habrá quien disfrute más del estilo Sierra y diga que King's Quest I merece el honr y la gloria, yo a los juegos de Sierra no los pude tragar demasiado.Soy "Lucasista" a muerte, pero entiendo que otros pueden disfrutar de juegos en los que podés perder por apretar una flecha medio segundo de más, o por hablar con personajes en el orden equivocado (King's Quest III y VI, respectivamente). Como bien dice Marcos, jamás estaremos de acuerdo todos en éste punto. La solución política sería que entre KQ I como primera aventura gráfica, y Maniac Mansion como primera aventura gráfica sin parser... lo que desbalancearía la muestra hacia este género.

Sobre los FPS... Ultima Underworld ya tenía desniveles (o sea, era 2.5D como Doom), aunque no era un FPS. Yo creo que igual me quedo con el Wolfenstein, el quiebre que generó fue mayor que el de Doom (lo que no quita que cuando quiero jugar a un FPS primitivo, elijo Doom 100 veces antes que Wolfenstein, que nunca me gustó mucho).
Lord Khyron ha dicho que…
mas alla de q ya lo pensaba, esto confirma q los videojuegos dejaron de ser un pasatiempo para convertirse en un arte mas. Sin duda estas grandes gemas deben quedar guardadas como patrimonio mundial ya q han marcado a toda una generacion, entre la q me incluyo. En cuanto al Wolfestein si bien fue el primer FPS, el q dio el molde para todo lo q vendria fue el Doom.
Como aventura grafica a pesar de no haber sido la primera yo guardaria el primer Monkey Island, una verdadera joya de la programacion
Dieguistico! ha dicho que…
Definitivamente la saga Monkey Island fue lo mejor del género de las aventuras gráficas.

La cagaron un poco cuando abandonaron el sistema SCUMM.
Whiskola ha dicho que…
para mi los indiana jones, el fate of atlantis fue lo mejor lejos.

Entradas populares